Teléfono ventas: (55) 2000 2820

Cómo crear una campaña publicitaria

MIS

La publicidad es una herramienta, que por sus características -eficacia, cobertura y rapidez-, se ha vuelto indispensable para incrementar las ventas de un producto o servicio. Planificar una buena campaña significa velar por la empresa, sus objetivos y su crecimiento. ¿Qué pasaría si tuvieras la herramienta ideal para conocer el impacto real de tu propuesta publicitaria? Estamos hablando de Neuro Master el servicio de neuromarketing listo para poner a prueba tu comunicación.

Comenzaremos por enumerar algunas de las cualidades que debe tener tu publicidad.

Objetivo. Queremos hacer una campaña publicitaria pero de nada sirve si no hacemos la pregunta básica ¿para qué? Para reconocer las necesidades latentes. ¿Qué requerimos? No es lo mismo que hace cinco o diez años. Hoy estamos interconectados, queremos respuestas rápidas y al alcance de un clic; queremos honestidad y también cuidar a nuestro medioambiente… ¿Qué de mi negocio tiene una solución para las preocupaciones actuales?

Tipo de campaña. Cada medio necesita atención: medios audiovisuales, radiofónicos, escritos o alternativos tienen sus propios códigos, la dirección y soporte de la campaña no debe perderse de vista. En alguna época, y sobre todo en Europa, la publicidad de guerrilla cobró un particular auge al imitar los grafitis callejeros e ilegales, que ingeniosos se reproducían por los muros de la ciudad, por supuesto, el público objetivo eran los más jóvenes, pero llamó la atención de todos.


Nicho de mercado. Entre más específica sea la campaña estará mejor dirigida, si conoces a tu cliente tu registro de comunicación se adaptará. ¿Le hablas a la generación z, los milennials, los de la generación x, los baby boomers…, a quién? La lotería de España echó mano del neuromarketing para producir un comercial de televisión. Este nos cuenta la historia de Carmina, una mujer de la tercera edad que por error cree que ha ganado la lotería. El pueblo entero, en un afán protector y éticamente cuestionable (si queremos verlo así), la felicita y festeja. Dado que la premisa principal es "El mayor premio es compartirlo", ella decide darle a su hijo el boleto ganador. Ciertamente conmueve, porque al tener como base estudios del neuromarketing, sabe introducir un filón emocional sin que lo notes, porque la verdad, no sé ustedes, pero mi hipotético dinero de la lotería, también lo tengo repartido. Incluso puede ser que quien lo vea se enoje ante tal montaje sólo para no decepcionar a la dulce abuelita.

El mensaje. La comunicación que llegará al cliente debe resaltar las cualidades de tu producto o servicio y el tono en el que será comunicado: gracioso, aspiracional, artístico… Recuerdo perfectamente cuando en la película ¿En qué piensan las mujeres? -What Women Want- de Nancy Meyers, los protagonistas, Darcy Maguire (Helen Hunt) y Nick Marshall (Mel Gibson) compiten por la cuenta Nike, Darcy comienza por imaginarse lo que ella, como consumidora de la marca, podría querer al correr, así se coloca imaginariamente en una mañana brumosa y fría, donde desea sentirse libre, dejar de preocuparse por su apariencia para disfrutar del ejercicio: el pavimento y ella solamente. Este ejercicio de conocer lo que las mujeres piensan puede hacerse realidad con las pruebas de neuromarketing sin la necesidad de que nos suceda un hecho sobrenatural para poder escuchar el pensamiento de los demás.

Códigos de imagen. La empresa se apoya en una línea de comunicación con la que desea que se relacione su producto, por ejemplo, Bachoco ha propuesto una serie de imágenes hilarantes que provienen de los nombres de los platillos típicos mexicanos, así observamos un huevo con una capa -a manera de héroe- y al lado simplemente la palabra "capeado". De igual manera, la librería Gandhi ha propuesto textos con códigos que entendemos perfectamente los mexicanos como "Puntos al que lo lea", donde coexiste con una conocida marca de tarjetas de crédito.

Afinar la planeación. Las características generales de la campaña de publicidad, si están basadas en información de primera mano de un grupo importante para la marca, es probable su éxito. Hablamos de colores, diseño gráfico, iluminación, música, guion y emociones por despertar que conectan al público con el producto o servicio.

Después de crear una campaña publicitaria hace falta ponerla a prueba, Neuro Master mide con bastante certeza la aceptación de un producto, un servicio o una campaña publicitaria. A través del neuromarketing se identifican oportunidades para mejorar, así como la aceptación o el rechazo, y se generan recomendaciones en voz del consumidor. Cualquier corrección previa al lanzamiento puede ahorrar dolores de cabeza y encauzar el éxito de una campaña memorable para los consumidores.