Teléfono ventas: (55) 2000 2820

Conecta con tu consumidor

NeuroMarketing


Vamos a decirlo de una vez por todas: los consumidores no elijen una marca o producto porque lo consideran conveniente, de buena calidad, al mejor precio o porque han sido persuadidos con argumentos mercadológicos. La elección de marca se decide por las emociones, la intuición y el sentimiento.


Expresar tus superioridades, ya sean de calidad o tecnológicas no funcionará. Si encuentras cómo crear emoción al rededor de tu producto o servicio encontrarás la manera de llegar a tus clientes potenciales. Gandhi, por ejemplo, una empresa familiar que inició Mauricio Achar comenzó muy bien, sin embargo, había todo un mercado por conquistar que no se acercaba a sus librerías por sentirse fuera de lugar.


La agencia Saatchi & Saatchi propuso una campaña complemente diferente a lo que habían hecho. Le presentó a la familia una frase que no gustó para nada: "Leer, güey, incrementa, güey, tu vocabulario, güey". La veían irrespetuosa, fuera de lugar y temían que los intelectuales la vieran con los mismos ojos de desprecio. Así fue, sin embargo, captaron la atención de nuevos clientes quienes pueden llegar a comprar ¡hasta cuatro libros cada seis meses! Gandhi logró conectar con más personas.

Nike descubrió esto desde hace muchos años y lo aplicó a su comunicación. La emoción rodea a sus productos, generan un homenaje a los mejores atletas y estos, a su vez, visten sus prendas y calzados. ¿Quieres ser un runner? ¿Quieres jugar excelentemente bien futbol? ¿Quieres saltar más alto? ¿Quieres exigirte más y lograrlo? Sólo hazlo... Y la marca enganchó ese deseo que todos tenemos de ser mejores.


He aquí unos tips para permitir que tu publicidad se mueva hacia adelante:

●Cambia la manera de presentar tus ideas. Piensa en seducción más que en persuasión.
●Siente lo que presentas: "The more you feel, the more you buy", dicen nuestros vecinos del norte. Pregúntate y pregúntales a tus clientes: ¿qué siente la gente por tu marca ahora? ¿Qué quieres que sientan al mirarte?
●Cambia la forma de validar tus ideas. Prueba la manera en que la gente se siente frente a tu producto o servicio. Es importante entender la emoción que generan tus campañas publicitarias, esto es posible medirlo y validarlo antes de que se hagan públicas. El neuromarketing es una excelente herramienta para ello.
●Cambia la forma de juzgar ideas. Juzgar publicidad emocional requiere experiencia y habilidad. Se hace necesario sentir las ideas que soportan la comunicación antes de verla plasmada. Vale la pena preguntarse ¿qué provoca en tus consumidores? ¿Qué impacto tendrá? A veces, como los dueños de Gandhi, juzgamos mal las ideas, pero cumplen su prometido: conectar con nuestros consumidores y usuarios.

Utiliza las herramientas más novedosas para medir las emociones de tu consumidor, utiliza Neuro Master.