Teléfono ventas: (55) 2000 2820

El poder de las imágenes: neuromarketing

5 octubre, 2018 por Janine Porras

Fotografía |Sarandy Westfall

Reza el dicho “una imagen vale más que mil palabras” y lo interesante es que un estudio con neuromarketing descubrió que los textos publicitarios que se acompañan de fotografías llaman mucho más la atención, incluso si no están relacionadas. Investigadores de la Universidad de Victoria en Welllington, Nueva Zelanda, encontraron que las imágenes proporcionan, al menos en cuanto a percepción se refiere, fomenta la idea de verdad.

Quizá si habláramos de una publicación sensacionalista, podríamos imaginar que los lectores son fácilmente influenciables, sin embargo, sucede exactamente lo mismo cuando a un grupo de neurocientíficos les muestran una resonancia magnética que ilustra el comportamiento del consumidor, con las diferentes partes del cerebro iluminadas. Así, tanto aquellos que leen una noticia falsa —chisme— ilustrada, como los investigadores que observan una imagen de resonancia magnética que no tiene ninguna relación con el comportamiento del consumidor, confían en el texto y lo toman mucho más seriamente que si no tuviera imágenes.

Así, la publicidad es mucho mejor recibida cuando existen imágenes que la acompañan y soportan un texto, porque lo hacen creíble. Una campaña publicitaria con fotos y descripciones ayuda, pero aunque no existan imágenes, se deben incluir fotografías que se consideren importantes. Siempre hay que pensar en que si las fotos no están directamente relacionadas con el mensaje, deben tener un trasfondo persuasivo impactante.

Pero exactamente qué es lo que nos llama la atención de las imágenes. El neuromarketing ha descubierto que todos aquellos capaces de ver, pueden procesar hasta 60,000 imágenes más rápido que un texto. Una sola imagen puede transmitirnos emociones intensas en un lenguaje paralelo al hablado: colores, sensaciones, gráficas, recuerdos que pueden llevar al público al tomar una decisión, los mueve a la acción.

El neuromarketing puede darnos pequeños grandes empujones sobre la forma en que cada mensaje puede tener mayor impacto, por ejemplo, gracias a las investigaciones sabemos que porque leemos de izquierda a derecha, es mucho mejor colocar nuestros recursos gráficos del lado izquierdo, para que una vez que el cerebro del lector registre la imagen, se apoye con el texto.

Hay que tener presente, siempre, que la persuación no tiene lógica, está ligada al inconsciente y es ahí donde el neuromarketing puede acceder.

Más información aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *