LA PRIMERA CRISIS FINANCIERA EN LA ERA ‘MILLENIAL’ Y SUS EFECTOS EN LOS PATRONES DE CONSUMO

 

 

Ante el panorama actual en el que la economía global se ha visto afectada ante la crisis generada por el Covid-19 y adicionando a esto, la baja en los precios del petróleo llegando a un mínimo histórico de -2.37 dólares por barril. No son pocos los analistas que auguran una crisis financiera aguda como no se ha visto anteriormente.

La primera crisis económica que viven los ‘millenials’

El objetivo del presente artículo no es generar paranoia o alarma, simplemente establecer algunos puntos. De ser acertados los pronósticos, se tratará de la primera crisis económica de los millennials, definiéndolos como aquellos jóvenes nacidos entre 1980 y 1999. Si bien este grupo de la población ya vivía en las crisis previas, no era un segmento de la población con poder adquisitivo. En la crisis del 2009, el millennial más entrado en años contaba con 29 años, si bien ya es un adulto en forma e independiente, contrastaba con el millennial más joven que en ese entonces contaba con 9 años siendo un infante. Hoy día el millennial más joven cuenta con al menos 19 años y el más adulto ya se acerca a su cuarta década.

¿Cómo son los millenial actualmente?

Hoy en día la población millennial representa una parte importante de la actividad económica, a diferencia de la crisis de hace poco más de una década. Esta generación nunca se ha caracterizado por ser previsora o ahorradora. Viajan a destinos exóticos, pagan rentas exorbitantes por el lujo de vivir en la condesa en cuartos de ocho metros cuadrados, no compran autos por utilizar alternativas ecológicas, compran un café en Starbucks por al menos cincuenta pesos, suscripciones mensuales interminables a servicios de entretenimiento en los que pueden encontrar Netflix, Spotify, Amazon, Youtube y una que otra membresía a video juegos en línea. Será interesante ver qué harán esos jóvenes que no consideran ilógico comprar un teléfono celular con valores superiores a los veinte mil pesos.

Los millenial en cuarentena

El confinamiento ha activado nuevos patrones de consumo en línea, esto al grado que empresas como Amazon, Walmart y Mercado libre han incrementado su plantilla para lograr cubrir la demanda de compras online. Los servicios de paquetería no se han dado abasto para poder hacer las entregas que ha detonado el creciente consumo en línea. La duda radica en qué tanto se mantendrá esta tendencia de consumo una vez terminada la actual contingencia y qué tanto estamos viendo la aparición de nuevos patrones de consumo.

En el ámbito laboral también encontramos temas interesantes; esa población laboral flotante, autosuficiente a la que no le agradan las ataduras, son los primeros que salieron “volando” al momento de tener que recortar gastos. Esos freelance que encontraban el sustento sin ser parte de la empresa o con proyectos recurrentes pero no fijos, hoy en día se van a ver sin una fuente de ingresos constante ante una posible crisis económica en la que el pago de servicios, renta y los lujos previamente mencionados no va a frenar.

Solo esperemos que esta coyuntura no encuentre a los jóvenes con deuda en tarjetas de crédito ya que limita su alcance de financiamiento ante una contingencia y se agravaría con deudas derivadas de acumulación de deuda en tarjetas de crédito. Hacer recordar la experiencia de esa generación “X” que vio inflarse los números de su deuda en la década de los noventa, esa crisis económica que a la fecha resuena y la cual se puede ver opacada por las nubes de la actual situación.

Será labor de agencias de investigación de mercados como la nuestra encontrar la manera de atender a estos nuevos segmentos, entenderlos, estudiarlos, apoyar a nuestros clientes a encontrar soluciones correctas y a su medida. Estamos ante un parteaguas que cambiará la manera de consumir, marcando una diferencia entre los patrones del consumidor antes y después del Covid-19.